lunes, 27 de julio de 2009

Arjona en Cuenca

"Mi primera vez" que asisto a un concierto ajeno al rock y al metal, escuchar la filosofía hecha canción de Ricardo Arjona es siempre satisfactorio, canciones como “Realmente no estoy tan solo”,” Quién” y la infalible “historia de un taxi” llenaron de euforia a los presentes, dejando un recuerdo satisfactorio porque los presentes, aunque comparado con las presentaciones de Quito y Guayaquil, faltó un ingrediente esencial, que es el público que para sorpresa de todos no llenó el estadio Alejandro Serrano Aguilar.

La noche estuvo llena de sorpresas agradables como su clásica dedicatoria de su canción señora de las cuatro décadas a una dama presente en el show, y su forma de contar historias en forma de canción, transmitiendo un sinnúmero de experiencias que cada uno nos identificamos de acuerdo a lo vivido

Pero en fin para quienes nos agrada su música salimos contentos y satisfechos, aunque con la típica gana de haber escuchado más porque son tantas las canciones de calidad que tiene el cantautor guatemalteco, que siempre uno espera que suene otra de las favoritas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada